Una propuesta singular

La idílica isla de Irlanda que busca a dos amigos para vivir gratis y administrar una cafetería

La oficina de turismo de la isla Gran Blasket publicó la oferta en su cuenta de Twitter e incluye alojamiento, comida y un trabajo por seis meses

La idílica isla de Irlanda que busca a dos amigos para vivir gratis y administrar una cafetería
Vista de la Isla Gran Blasket. (Great Blasket Island)

Las islas Blasket se encuentran en la costa atlántica a cinco kilómetros de la península de Dingle, Irlanda​. La más importante de todas, conocida como la Gran Blasket, es un lugar remoto, aunque paradisíaco.

La oficina de Turismo del lugar publicó en su cuenta de Twitter una oferta que puede resultar tentadora: buscan a dos amigos que quieran vivir allí con todas las comodidades y además trabajar en una cafetería. También ofrecen alojamiento y comida. El trabajo sería desde el 1 de abril de 2020 hasta octubre del mismo año. Por otro lado, avisan que también aceptan parejas.

Es volver a lo básico: fuegos, velas, estufas, vida salvaje y naturaleza

De acuerdo al medio RTE, que entrevistó a la mujer que realizó el anuncio, en la isla no hay WiFi, electricidad y tampoco agua caliente para bañarse. “Es intenso y duro, pero es una posición muy singular” (...) Es volver a lo básico - fuegos, velas, estufas, vida salvaje y naturaleza”, explicó Alice Hayes a RTE.

Según la página web oficial de la isla, en los últimos años remodelaron las casas del lugar para los visitantes. Además, informan que hay “atractiva flora y fauna”; se pueden hacer “magníficos paseos por el camino verde y las pistas de montaña” y también visitar restos prehistóricos, entre otras actividades.

Los candidatos elegidos deberán administrar las cabañas de la isla, darles la bienvenida a los turistas y trabajar en la cafetería. Sin embargo, no especificaron si el trabajo es remunerado. “Nosotros usamos quemadores de gas en las casas de campo y en la cafetería. Tenemos bidones de gas en la parte de atrás. También hay un pequeño aerogenerador que genera suficiente electricidad para cargar un dispositivo, de modo que no se corta completamente”, explicó Hayes a RTE. Y aclaró que allí “ningún día es el mismo”.