Redes sociales

Instagram vetará las fotos con un exceso de Photoshop

La medida podría afectar a los artistas digitales y los creadores de memes

Instagram vetará las fotos con un exceso de Photoshop
Instagram vetó y luego autorizó una imagen manipulada de Death Valley (Instagram / Instagram)

En un inesperado movimiento, Instagram ha empezado a ocultar imágenes que han sido retocadas con Photoshop. La red social, propiedad de Facebook, ya anunció el pasado mes de diciembre que lanzaría una función para advertir de contenidos presuntamente falsos. Para ello ha recurrido a verificadores de hechos (fact-checkers) de terceros, que se encargan de buscar y señalar las fotos falsas o manipuladas.

El problema es que esta medida, que ya han empezado a aplicar, no tiene muy en cuenta a los artistas digitales que precisamente se basan en la manipulación con fines artísticos para crear sus imágenes, así como a los creadores de memes.

Esto es lo que le pasó, por ejemplo, al fotógrafo Toby Harriman, que vio como se le abría una ventana emergente de advertencia de información falsa en una foto que publicó en su perfil y en la que se podía ver a un hombre parado frente a unas colinas pintadas como el arcoíris.

Esa foto había sido tomada por el fotógrafo Christopher Hainey y alterada digitalmente por el artista Ramzy Masri. Pero la advertencia que saltó en este caso tenía más que ver con el hecho de que mucha gente compartió la imagen etiquetándola como Parque Nacional de Death Valley, por lo que Instagram finalmente rectificó y retiró la advertencia.

Sin embargo, el caso ha hecho saltar las alarmas entre los artistas y fotógrafos que utilizan Instagram para compartir sus creaciones digitalmente retocadas. SI bien es cierto que Instagram especifica que el control se dirige a las imágenes potencialmente falsas, muchos creadores temen que acabe afectando a su trabajo.

Instagram ha explicado en una publicación de blog que la plataforma hará que “el contenido de las cuentas que reciben repetidamente estas etiquetas (denuncias d econtenido falso) sean más difíciles de encontrar”. En concreto, Instagram hará que estas imágenes manipuladas no aparezcan en las búsquedas ni en las páginas con etiquetas.

Los artistas no pueden controlar cuándo su trabajo se volverá viral y con qué tipos de etiquetas o textos otras personas van a compartir su trabajo, por lo que incluso si no tienen la intención de difundir información falsa, se pueden encontrar en que otros lo hagan e Instagram les penalice a ellos.

La medida de Instagram llega para dar respuesta a las críticas que le llueven a Facebook y sus plataformas por permitir la divulgación de fake news. En mayo pasado, Facebook se negó a eliminar un video distorsionado de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, optando solamente por poner un comentario de responsabilidad alertando a los usuarios de que video había sido falsificado. La compañía aplicó la misma política en junio cuando decidió dejar un video falso del CEO de Facebook Mark Zuckerberg en Instagram.