El Gobierno minimiza la bronca desatada en el CGPJ por el nombramiento de Delgado como fiscal general

Montero subraya que la ex ministra “cumple los requisitos que maca la ley” y que “respetará la independencia de la Fiscalía

El Gobierno minimiza la bronca desatada en el CGPJ por el nombramiento de Delgado como fiscal general
La portavoz del Gobierno, Maria Jesús Montero (Emilia Gutiérrez)

El Gobierno quiere pasar página ya de la polémica desatada por el nombramiento de Dolores Delgado , ex ministra de Justicia, como fiscal general. “El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha avalado que Delgado cumple con los requisitos para ser fiscal general, cumple con lo que la ley marca”, ha señalado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que hoy se ha estrenado como portavoz del Ejecutivo en sustitución de Isabel Celaá.

Montero ha restado importancia a las discrepancias que se vivieron ayer en el seno del CGPJ donde varios miembros criticaron la designación de Delgado, aunque le dieron el visto bueno para tomar las riendas del Ministerio Público, porque cumple con los requisitos legales, es decir, ser una jurista de reconocido prestigio y llevar más de 15 años en el ejercicio del derecho. La portavoz se ha mostrado convencida de que Delgado “respetará la independencia de la Fiscalía”.

[Delgado] siempre ha respetado la independencia de la Fiscalía en su etapa como ministra y así lo hará en la de Fiscal general”

“Delgado ha respetado la independencia de la Fiscalía en su etapa como ministra y así lo hará en la de la Fiscalía general, siempre ha obrado respetando el criterio de cada uno de los fiscales en las causas donde estaban personados”, ha subrayado la portavoz, que también ha minimizado que el CGPJ no haya considerado la “idoneidad” de Delgado en su informe como suele ser habitual en este tipo de nombramientos.

Para Montero, “no se trata de valorar las discusiones que tengan lugar en el CGPJ. De lo que se trata es de verificar que se han cumplido los requisitos”. El informe del CGPJ, que es preceptivo, pero no vinculante, da así el visto bueno al nombramiento de Delgado como nueva fiscal general en sustitución de María José Segarra. El Gobierno ya no va a cambiar de candidato pesa a las criticas de la oposición y los trámites para oficializar la designación “siguen su curso”. La oposición ha vertido esas críticas al considerar que Delgado no será lo suficientemente imparcial por proceder del poder Ejecutivo y por haber sido hasta ayer, cuando dejó su escaño, diputada del PSOE.

Pero Montero le ha dado la vuelta al asunto y ha acusado a la oposición de “contribuir” con sus críticas a que “se pierda el respeto por las instituciones”. “La oposición hace un flaco favor a la justicia”, ha resaltado. Y es que sobre la mesa hay otro asunto que también afecta a la justicia y en concreto al CGPJ. El asunto de su renovación. Este órgano lleva más de un año en funciones por la falta de acuerdo de los partidos con representación en el Congreso para proceder a su renovación.

Hace unos meses hubo un casi pacto que al final no se materializó. Ahora, el PP cuya anuencia es imprescindible para realizar los cambios, rechaza cualquier negociación. El Gobierno insiste desde hace días en reclamar a los populares que cesen en el bloqueo. Montero ha acusado al PP de “embarran la vida pública” en cuestiones que “conciernen a otros poderes del Estado” y ha vuelto a reclamar al partido de Pablo Casado que “abandone el bloqueo y empiece una tarea constructiva”.

El Consejo de Ministros ha tratado un tercer asunto que también atañe al poder judicial. Recurrirá una resolución del Gobierno murciano sobre el pin parental. Desde Vox, promotor de esa iniciativa, se ha acusado al Ejecutivo de Pedro Sánchez de ser “contradictorio” porque lleva semanas hablado de desjudicializar la política, pero ahora recurre a toda prisa una decisión política de un gobierno autonómico. Montero también ha salido al paso de esas críticas y ha explicado que con la expresión “desjudicializar la política nos referimos a que los asuntos políticos no los pueden resolver los tribunales, la política no se puede esconder detrás de las togas”.

En esa línea, ha asegurado que el Gobierno recurrirá las resoluciones del Parlament sobre la autodeterminación, aunque ha reconocido que esos recursos se han retrasado, porque “hace falta completar el expediente”. La portavoz ha desvinculado así estos recursos contra decisiones de la Cámara catalana de la inminente reunión entre Sánchez y el presidente de la Generalitat, Quim Torra. El encuentro podría producirse la semana que viene, pero Montero no ha dado la fecha ni ha especificado si tendrá lugar en Madrid o en Barcelona. Lo que sí ha confirmado es que la mesa de diálogo que Sánchez pactó del ERC no entrará en funcionamiento hasta que los dos presidentes se reúnan.

Por último, Montero ha explicado que se pondrá de inmediato manos a la obra para elaborar los presupuestos de este año y para buscar las mayorías parlamentarias que vacilen su aprobación. La ministra socialista de Hacienda ha comparecido junto a la de Igualdad, Irene Montero, de Unidas Podemos, y ambas han destacado la “normalidad” y la “ilusión” con las que viven este primer Gobierno español de coalición.

¿Apruebas que la exministra Dolores Delgado sea fiscal general?
  • No
Total votos: 0