Perfil

María Gámez, una mujer brillante para la Guardia Civil

La política malagueña, hija de un farero, la menor de once hermanos, es un portento intelectual, una funcionaria experta y una socialista tenaz y comprometida

Sánchez sitúa por vez primera a una mujer al mando de la Guardia Civil

María Gámez, una mujer brillante para la Guardia Civil
La hasta ahora subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez, y el jefe de la Demarcación de Costas de Andalucía, Ángel González visitan las obras en los Baños del Carmen. (EP)

La nueva directora de la Guardia Civil se considera cien por cien malagueña aunque nació en Sanlúcar de Barrameda, en 1969, debido a la profesión de su padre, que era farero, lo que obligaba a desplazamientos casi continuos en función del trabajo. Es la menor de once hermanos y, como tal, la mimada de la familia.

La enfermedad y jubilación prematura de su padre hizo que la familia regresara a Málaga cuando María era pequeña. Y en esta provincia ha desarrollado su vida profesional y política desde entonces.

Gámez posee una amplia trayectoria en la Administración autonómica, es funcionaria del Grupo A, y en la política, donde no ha obtenido tan buenos resultados. En dos ocasiones disputó la Alcaldía de la ciudad a Francisco de la Torre, el regidor eterno que lleva 19 años al frente de la ciudad. En 2011 y 2016 fue la cabeza de lista socialista y en ambas ocasiones fracasó. En su descargo hay que señalar que el caso De la Torre no tiene parangón en España y, de hecho, Málaga ha sido durante varias años la mayor ciudad de España gobernada por el PP.

Bachillerato

De extracción humilde, llegó a la Universidad gracias a un benefactor desconocido

Las estrecheces económicas de la familia Gámez estuvieron a punto de evitar que pudiera seguir estudiando tras completar la enseñanza obligatoria. Pero un benefactor se ofreció a pagar los estudios a la alumna más destacada del colegio de monjas en el que se encontraba. Y las monjas no dudaron en escoger a María Gámez. Ella nunca conoció la identidad de la persona que le permitió acceder a los estudios universitarios.

En tercero de la carrera de Derecho tuvo que compaginar los estudios con el trabajo y empezó lo que sería una larga y exitosa carrera en la Administración. Durante algún tiempo llegó a coincidir con Francisco de la Torre en el mismo departamento.Tiene un diploma de Programa de Alta Dirección de Empresa y un curso de Alta Dirección de Instituciones Sociales, ambas titulaciones del Instituto Internacional de San Telmo.

Ha sido delegada de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía en Málaga (2004-2008), delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en esta ciudad (2008-2011), concejal portavoz del PSOE en su ayuntamiento (2011-2016) y asesora técnica de la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía en Málaga (2016-2018).

Trayectoria

Llega a la política desde la Administración, no desde el partido y sus juventudes

La llegada de María Gámez a la política se produce tras haber dado muestras de su excelencia personal en los diferentes puestos que tuvo como funcionaria. Ella no procede de las Juventudes Socialistas ni ha estado toda su vida vinculada al partido.

Su labor al frente de la oposición socialista en el Ayuntamiento de Málaga le ha permitido en los últimos años salir de la burbuja administrativa para conocerse al dedillo los problemas de los malagueños y de una ciudad que se ha pateado en numerosas ocasiones.

Decepcionada por los resultados electorales y sin necesitar de la política para vivir, María Gámez anunció en 2016 su retirada de la primera línea para volver a su trabajo. No dudaría mucho.

El regreso de Pedro Sánchez a la secretaría general del PSOE, su victoria frente a Susana Díaz y, sobre todo, la recuperación política del actual vicepresidente del Congreso Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, durante mucho tiempo sometido al ostracismo por parte de Díaz, precipitaron que María Gámez volviera a las trincheras políticas.

En 2018 Celis fue nombrado delegado del Gobierno en Andalucía y llevó a María Gámez a la Subdelegación en Málaga.

Afición musical

Apasionada de la música de Nina Simone y los malagueños Danza Invisible

Fue en ese puesto donde la ahora directora de la Guardia Civil se dio a conocer ante el país ya que fue la máxima representación política durante los trece días que España siguió en vilo las labores para rescatar al niño Julen Roselló, que se había precipitado por un pozo de 110 metros en una finca de la localidad malagueña de Totalán.

Una experiencia personal que considera “muy dolorosa, pero que me hizo tener más confianza en la bondad humana”.

María Gámez es también una gran aficionada al deporte y a las canciones de Nina Simone. Y, por supuesto, una fiel seguidora de Danza Invisible, la banda malagueña de referencia.

¿Debería haber más mujeres en la política y en altos cargos públicos?
  • No
Total votos: 0