Thomas Piketty, economista; autor de ‘El capital en el siglo XXI’ y ahora ‘Capital e ideología’
Tengo 48 años, pero me siento como el más joven de mis estudiantes.
Víctor Amela, Ima Sanchís, Lluís Amiguet
Víctor Amela
Ima Sanchís
Lluís Amiguet
“Gano tanto con mis libros que debería pagar el 90% en impuestos”
Emilia Gutiérrez

“Gano tanto con mis libros que debería pagar el 90% en impuestos”

Mejor la crítica que las recetas

Piketty reveló, certero, que la desigualdad aumenta, porque la renta que los ricos perciben por su capital crece –cada año– más que toda la riqueza que producimos entre todos. Por eso, los millonarios y su descendencia acumulan fortuna, incluso en las crisis que empobrecen al resto. Ahora propone con rigor cómo evitarlo, pero le pasa como a la izquierda: es más convincente describiendo los defectos del capitalismo que diseñando alternativas para corregirlo. Como experimento conductista, dar 120.000 euros a todos a los 25 años, como propone, resulta sugestivo, pero cuesta creer que algún gobierno se atreva a realizarlo. Y limitar la propiedad privada en duración y cantidad sería de justicia si tuviéramos otro incentivo igual de poderoso para hacernos trabajar duro y a diario.

Cuánto paga de impuestos por sus libros?

Yo debería pagar al menos el 90% de lo que gano con ellos.

¿Tanto gana usted?

La cuestión es que no lo he ganado yo solo, sino que me he aprovechado del trabajo previo y el conocimiento de cientos de investigadores, editores... Y del marco legal que lo ha hecho posible tras generaciones...

Por esa regla de tres todos los millonarios deberían pagar porcentajes como ese.

Es una de las propuestas que hago, porque la propiedad privada no es eterna ni natural: es mera ideología actual que convierte, por ejemplo, a los emprendedores billonarios en héroes. Y olvida que, en realidad, se han aprovechado de inversiones públicas, un marco legal y el trabajo de generaciones.

¿La propiedad privada no debe serlo?

Debería tener una duración limitada. Lo justo sería que quienes acumulen una fortuna la devuelvan a la sociedad año tras año.

¿Para pagar el qué?

El Estado de bienestar, claro, pero sobre todo la mejor educación, porque es la gran igualadora de lo que el capitalismo desiguala.

Pero a los millonarios y a quienes tienen algo les hace ilusión dejarlo a la familia.

Es que sus hijos tendrían el fruto de ese esfuerzo, pero no sólo sus hijos. Lo que propongo es que todo ciudadano a los 25 años reciba 120.000 euros y después imponer un límite a cuánta propiedad puede acumular.

¿Por qué esforzarse entonces?

Porque las empresas serían suyas. Los representantes de los trabajadores tendrían el 50% de los votos en su dirección –de hecho ya participan en la gestión de los grandes grupos alemanes y suecos– y el resto sería controlado por los accionistas, pero no por un individuo.

¿Y si uno trabaja más y sabe más?

Quiero una sociedad en la que uno pueda tener unos cuantos cientos de miles de euros, pero no millones y miles de millones como ahora, que es simplemente ridículo.

¿No bastaría con que los ridículos millonarios pagaran a Hacienda lo que les toca?

Por supuesto, pero lo que pretendo es que el dinero y la propiedad, en vez de acumularse en cada vez menos manos, circulen. Y así la riqueza se distribuya.

¿No cree que vamos en otra dirección?

Porque la izquierda ha fallado en tres aspectos: la educación, el acceso a la propiedad y en trascender el Estado nación para evitar, por ejemplo, que esos millonarios evadan impuestos yéndose a otros países.

Otros pequeños empresarios los pagan y crean riqueza con su talento.

Y es estupendo, pero hay que poner límite temporal y en la cantidad a esa riqueza. Y eso significa relativizar la propiedad privada.

¿No está ya algo relativizada?

Hoy no te pueden echar de tu piso alquilado sin más como el siglo pasado; o despedirte de tu empresa... Por supuesto. Yo sólo propongo profundizar en esa dirección.

¿No le han tachado de viejo comunista?

Soy todo lo contrario, porque gran parte de la razón de que haya crecido la desigualdad es la caída del comunismo: nada hay más desigual que la Rusia y China excomunistas.

¿Una Catalunya independiente sería más igualitaria?

Sólo una Unión Europea federal y soberana puede garantizar la igualdad: evitar la evasión fiscal y gestionar la deuda pública para fomentar la igualdad entre europeos. Dicho lo cual: ¿quieren ser los independentistas solidarios fiscalmente con los otros europeos?

¿Usted qué cree?

Que hay un proyecto de muchos independentistas que es convertirse en un paraíso fiscal al estilo de Luxemburgo.

Andorra es un modelo más cercano.

Así que el proyecto de ese independentismo sería librarse delo que se paga en solidaridad con las regiones españolas pobres para quedarse los impuestos generados en su territorio y atraer a más inversores extranjeros con una imposición muy baja.

En relaciones internacionales sería convertirse en free rider : gozar gratis.

Pero si, en vez de pagar a España lo que paga en impuestos la clase alta catalana fuera a un presupuesto europeo, el proyecto independentista dejaría de tener interés para ellos.

También hay independentistas que no quieren acabar siendo un paraíso fiscal.

Son menos influyentes y es probable que acabarán desbordados en una Catalunya independiente, pero me gustaría discutir todo eso con expertos de ERC, por ejemplo.

¿Tiene interés un Estado catalán para Europa?

Lo importante para mi propuesta federalista europea es qué tipo de fiscalidad tendría.

¿Por qué?

Porque esa Catalunya independiente si no pagara impuestos a la UE, sería otra competencia desleal para los países que sí los pagan y las grandes fortunas tendrían en ella otra alternativa para pagar menos. Por eso, los independentistas deberían convencer al resto de europeos de que sus razones no son las del mero ventajismo fiscal.