Rally Dakar | El mejor ‘rookie’

Alonso, 13.º en su primer Dakar: “Si lo vuelvo a hacer, será para intentar ganar”

El piloto asturiano y su copiloto Marc Coma firman la cuarta plaza en la última etapa y acaban como mejores debutantes

Alonso, 13.º en su primer Dakar: “Si lo vuelvo a hacer, será para intentar ganar”
Fernando Alonso en el Rally Dakar (ANDRE PAIN / EFE)

Fernando Alonso (Toyota) cerró su primera participación en el Rally Dakar con buena nota: logró llegar a la meta final de Qiddiya (Arabia Saudí), lo hizo con un 13.º puesto en la general (a 4 horas y 42 minutos del ganador, Carlos Sainz ), y además consiguió ser competitivo, con un 2.º puesto de etapa (en la 8.ª) y dos cuartos, en la 3.ª jornada y en la última.

Buen rendimiento

A pesar del accidente del segundo día y de la doble vuelta de campana de la 10.ª etapa, en su primer Dakar Alonso logró un segundo puesto parcial y fue competitivo rodando muy cerca de la élite de coches

El piloto asturiano, que ha contado con la colaboración de Marc Coma de copiloto, ha podido ser el mejor rookie en la categoría de coches y el segundo español de la general. Su actuación, que arrancaba con una notable 11.ª posición en la primera etapa, se vio truncada por el accidente que sufrió el segundo día, en el que chocó contra una piedra y destrozó la suspensión de su Toyota. Alonso se dejó dos horas y media, acabó ese día de Reyes en la posición 63 y cayó a la 48.ª de la general.

Desde ese percance, la participación de Alonso ha sido un progreso continuo, con buenas actuaciones. Su mejor día fue el tercero (la etapa en bucle de Neom), en el que fue cuarto en la meta. Y se superó en la 8.ª etapa con una excelente segunda posición surfeando las dunas de Wadi al Dawasir. “Con lo de hoy ya me puedo ir tranquilo”, afirmó el bicampeón del mundo de Fórmula 1 al cumplir uno de los objetivos en su primer Dakar: ser competitivo y quedar en alguna etapa entre los tres primeros. Se quedó a sólo 4 minutos de un primer triunfo histórico, que ese día se apuntó el francés Serradori.

El susto se lo llevó en la 10.ª etapa, en la que sufrió un aparatoso accidente poco después de la salida de la especial. Al cruzar una duna su Toyota dio dos vueltas de campana , cayó sobre las cuatro ruedas y pudo continuar, aunque con la luna rota y con más de una hora perdida. Fue 56.º de la etapa y cayó del 10.º al 14.º puesto de la general. Ya no regresó al top 10.

El balance

“Estoy muy contento y muy orgulloso de acabar mi primera participación en el rally más duro del mundo”

El asturiano se confesaba al término de la 12.ª y última etapa “muy contento y muy orgulloso” de su actuación. “Es el rally más difícil del mundo y acabar la carrera en mi primera participación no era fácil”, comentó el de Toyota, el piloto más mediático de la caravana.

“He tenido un buen equipo a mi alrededor, un coche irrompible y un copiloto con mucha experiencia. Al final, hemos sido más competitivos de lo que nos pensábamos en un principio. Estar en el top 5 en cuatro etapas ha sido una sorpresa para nosotros”, admitía el asturiano.

En sus reflexiones como balance final de su participación, Alonso exponía: “Era un reto personal y creo que no hay nada más diferente que la F1 que el Dakar y, si soy competitivo aquí y estoy luchando por alguna victoria de etapa, puedo ser competitivo en cualquier otra categoría del motor”.

El futuro

“Si hago de nuevo el Dakar, será para ganar”

Sobre su futuro en el Rally Dakar, Alonso no cerró la puerta a volver a disputarlo, aunque no quiso comprometerse. Eso sí, se puso un objetivo ambicioso: ganarlo. “Después de esta experiencia y ver que soy competitivo, si lo hago de nuevo en el futuro lo intentaré hacer para ganar y para sumar una victoria importante a mi carrera, pero para eso hay que prepararlo bien. Por eso no creo que sea ahora el mejor momento”.

Al respecto de sus posibilidades de vencer, Fernando es realista: “Para intentar ganarlo creo que todavía nos falta mucho, y debería tener una preparación mucho más precisa y detallada, además de estar con el mejor material y coche”.

También tuvo un recuerdo elogioso para Marc Coma, el quíntuple campeón de motos, que dejó la oficina de KTM España para ocupar el asiento de su derecha y guiarlo. “Sin él no hubiese podido terminar el rally”.

La impresión

“Hemos sido más competitivos de lo que nos pensábamos en un principio. Estar en el top 5 en cuatro etapas ha sido una sorpresa para nosotros”

“Acabar doce días de competición sin problemas mayores es el más grande desafío en este rally, en el cual necesito todavía experiencia y tiempo. Es el Dakar, me siento afortunado de poder continuar en la carrera. Lo que quería vivir era el rally de principio a fin con todas sus experiencias, y así ha sido: con problemas algún día, con buenos días en otros. Hemos tenido un conjunto de cosas que han hecho la prueba muy enriquecedora”, destacó Alonso.”, comentaba el bicampeón de F1, que ahora, en las próximas semanas, ya se centrará en intentar conquistar las 500 Millas de Indianápolis y completar la tercera joya de la Triple Corona.